Consejos indispensables a la hora de cocinar verduras

Consejos indispensables a la hora de cocinar verduras¿Con qué frecuencia dirías que las frutas y las verduras acaban del mismo color que el que tenían antes de empezar a trabajar con ellas? Esta parte es importante y por tu bien no deberías ignorarla: cocinar verduras tiene sus secretos y trucos. Yo te voy a explicar algunos de ellos para que puedas conservar la mayor parte de vitaminas y minerales después de ser cocinadas. Después de todo, sus propiedades son la gran razón por la que debemos incluir cinco vegetales en nuestra alimentación diaria.

Sugerencias para cocinar verduras

Evita sumergir las verduras y frutas de piel gruesa en agua, ya que algunas vitaminas tienen la mala costumbre de deshacerse en agua. En su lugar, cuando estés limpiándolas, usa un cepillo suave y poco agua. Deja las pieles que sean comestibles (como la de la zanahoria, las patatas o las peras) y recorta solo lo que sea imprescindible.La mayoría de las vitaminas y minerales se encuentran en las hojas exteriores, la piel y el área justo debajo de la piel. Las cáscaras sirven como barreras naturales que ayudan a prevenir la pérdida de nutrientes.

Cocina las verduras al vapor, pues de esta manera se conservan la mayor parte de los nutrientes vegetales al no entrar en contacto con los líquidos de cocción.

Vapor mayoría de las verduras. Cocer al vapor conserva la mayor parte de los nutrientes vegetales por lo general, no entran en contacto con los líquidos de cocción.

Corta las verduras que necesitan ser cocinadas durante más tiempo, pero en trozos más grandes: cuanta menos superficie se vea expuesta, menos vitaminas se pierden.

Come verduras y frutas crudas, pero si insistes en cocinarlas hazlas lo más rápido que puedas porque algunas vitaminas como las del complejo B y la C se destruyen fácilmente por el calor.

Cuanto más corto sea el tiempo de cocción de los alimentos menos perdida. Los tiempos cortos para cocinar las verduras ayudan a mantener el color y los nutrientes. Y ya que vamos a cocerlas, pues apliquemos el truco de dejar la tapa, así el vapor del interior de la olla ayuda a reducir el tiempo total de cocción.

En cuanto a las verduras enlatadas, no las cocines de nuevo: si se acaban de abrir, simplemente se han de calentar en el horno, el microondas o hasta la estufa. Si las cueces de nuevo, perderán sabor y nutrientes.

Guarda el líquido de cocción de las verduras para sopas, guisos y salsas; congela para su uso posterior, si es necesario. Esta es una manera de reciclar vitaminas y minerales que se han disuelto en el agua que de otra manera serían desperdiciados.

Para la remolacha y repollo rojo, añadir un poco de limón o vinagre al agua de cocción. Esto te ayudará a mantener su brillante color rojo. Nunca añadas bicarbonato de sodio, pues esto puede destruir algunas vitaminas.

¿Qué te parece? ¿Cómo cocinas tú las verduras para que no pierdan sus propiedades?

Compartir este artículo

Un comentario - Escribe un comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: