Propiedades de las zanahorias (II)

Está compuesta básicamente por agua y aporta más hidratos de carbono (los que dan la energía) que otras hortalizas, ya que se trata de una raíz. Debe su característico color naranja a la presencia de carotenos, especialmente de beta-caroteno o pro-vitamina A, una sustancia que nuestro organismo convierte en vitamina A o retinol a medida que lo necesita. Esta vitamina es esencial para la visión, la piel y los tejidos, así como para el buen funcionamiento de nuestro sistema inmunológico.

Es fuente también de vitamina E, que, además de tener acción antioxidante, ayuda a la estabilidad de las células sanguíneas y a la fertilidad. Otras vitaminas que aporta son el  ácido fólico o B8, y la vitamina B3 o niacina, que mejora la circulación, ayuda a tener la piel y el sistema nervioso en buenas condiciones, facilita las digestiones y transforma los hidratos de carbono en energía.

En cuanto a minerales, tiene cantidades discretas de fósforo, magnesio, yodo, y calcio, destacando su aportación de potasio.

Parte anterior en Propiedades de las zanahorias (I)

Compartir este artículo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: