Es temporada de Trufas

Ahora y hasta el mes de marzo aproximadamente es temporada de trufa. Un hongo que utilizado como ingrediente gastronómico puede dar un toque muy especial y sabroso a nuestros platos. En Europa se han distinguido más de una veintena de especies aunque no todas son apreciadas gastronómicamente hablando. La que más éxito obtiene es este sentido es la trufa negra.

Estos hongos resultan muy difí­ciles de coger. Normalmente esta tarea es desarrollada por perros adiestrados para que su olfato indique el lugar donde crecen. Algunos recolectores expertos también son capaces de localizarlos gracias a la mosca de la trufa. El lugar escogido por la trufa para crecer son las raí­ces de algunos árboles como la encina o los robles.

En cuanto a las utilidades de la trufa en la elaboración de platos ésta puede ser muy variada. En canapés, para acompañar a unas lonchitas de jamón serrano, huevos trufados, para la elaboración de una salsa con un toque de trufa, para la pasta, y un largo etcétera.

Por otra parte es aconsejable saber que su conservación debe realizarse en un recipiente preferiblemente no hermético, completamente limpias y secas y a temperatura de entre 0 y 2º C. De esta forma pueden conservarse en buenas condiciones hasta 15 días.

 

Compartir este artículo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: