El yogur sano y delicioso (I)

El yogur sano y delicioso (I)

Equilibra la flora intestinal, es altamente digestible, protege los huesos y, además, está riquísimo. Descubrimos todos los beneficios del yogur, el derivado más popular de la leche.

Apreciado por los consumidores por su sabor y su textura “diferente”, el yogur es un alimento que no puede faltar en la dieta diaria. Nutritivo y altamente digestible, este producto es recomendable en cualquier etapa de la vida. Puede ser consumido, incluso, por los ancianos, que suelen tener una deficiente secreción de jugos digestivos; por los niños, a partir del séptimo mes de vida, y por los que presentan algún grado de intolerancia a la lactosa o azúcar de la leche.

El yogur contribuye, también, gracias a las bacterias vivas que contiene en su composición, a equilibrar la flora bacteriana del intestino y a estimular el sistema de defensas del organismo contra las infecciones y otras enfermedades. Está, por tanto, especialmente recomendado en casos de úlcera gastroduodenal o colon irritable, infecciones intestinales o para minimizar los efectos negativos de ciertos medicamentos, como los antibióticos. Sus propiedades beneficiosas son tan interesantes que los expertos recomiendan consumirlo tanto en casos de diarrea como de estreñimiento.

Fuente de calcio asimilable, así como de magnesio, fósforo, cinc, yodo y vitamina D, el yogur resulta esencial para el crecimiento ya que ayuda a la formación de la masa ósea de los huesos y los dientes. Según los expertos, el aporte de calcio de un yogur (100 g), ya sea entero o desnatado, se sitúa sobre los 140 mg.

Respecto a las vitaminas, el yogur es rico en las del tipo A, B (especialmente, B2 o riboflavina y ácido fálico) y D. Gracias a este interesante aporte vitamínico y a su bajo poder calórico, resulta apropiado para aquellas personas que siguen una dieta hipocalórica.

Por otro lado, sus proteínas, de alto valor biológico, son altamente digestibles y se encuentran ya coaguladas antes de ser ingeridas, por eso al consumir yogur no existen molestias estomacales e intestinales.

Compartir este artículo

Un comentario - Escribe un comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: