El yogur sano y delicioso (II)

El yogur sano y delicioso (II)

Te continuamos contando acerca del yogur sano y delicioso:

Una oferta muy amplia

Las actuales técnicas de elaboración y el avance de la industria láctea han hecho posible la creación de nuevas variantes de yogures que, poco a poco, van ganando terreno a los productos más tradicionales. Además de los yogures enteros y de sabores presentes en el mercado desde hace años, en la actualidad el consumidor puede encontrar otras variedades cada vez más tentadoras: desnatados, con trocitos de frutas, enriquecidos con soja, cremosos… e, incluso, al estilo griego, que pretende imitar las leches fermentadas típicas de esta zona. La oferta es tan amplia y deliciosa que, ahora, en el momento de situarse ante la zona de refrigerados para comprar un yogur, el consumidor tiene un auténtico dilema para decidir qué producto llevarse a casa.

En el mercado también se pueden encontrar, bajo el nombre de “yogur pasteurizado después de la fermentación”, una gama de productos lácteos que no necesitan frío para su conservación y que pueden mantenerse durante meses fuera del frigorífico. Estos yogures, a diferencia de los tradicionales con bacterias vivas, son productos que, una vez fermentados con bacterias, se someten a un proceso de tratamiento térmico que destruye las bacterias lácteas responsables de la fermentación. A pesar de no tener microorganismos vivos, estos yogures son similares desde el punto de vista nutricional a los otros, y resultan igual de saludables y digestivos.

Compartir este artículo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: