Dieta

Los primeros pasos para reducir el riesgo de enfermedades cardiacas son la terapia dietética y los cambios en el estilo de vida. Tan asumido está por la población que según una reciente encuesta, la proporción de ciudadanos que cree comer mal supera el 60%. Son los que comentan que comen lo que no deberí­an comer. Los expertos recomiendan:

Limitar el consumo de grasas. La grasa no debe proporcionar más del 30% de las calorí­as que ingerimos al dí­a, y menos de una tercera parte, deben ser grasas de origen animal.

Limitar el consumo de colesterol a menos de 300 mg. al dí­a.

Sustituir las grasas saturadas por grasas no saturadas (por ejemplo, mantequilla por aceite de oliva).

Ingerir carnes sin grasa: pollo sin piel, productos lácteos desnatados, frutas y verduras.

-Mantener un estilo de vida activo, con ejercicio moderado.

-Si el paciente es fumador, dejar de fumar.

Compartir este artículo

2 Comentarios - Escribe un comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: