Cervezas belgas

Hablar de cervezas y de Bélgica es una buení­sima combinación, ya que este paí­s cuenta con una variedad nada menos que de 500 cervezas aproximadamente, rubias, negras, afrutadas, dulces…

En el año 1900, existí­an en Bégica más de 3.000 fábricas de cervezas, sin embargo, después de la I Guerra Mundial este número disminuye notablemente, debido sobre todo a la escasez de mano de obra y de materias primas. En el año 1946 el número de fábricas era de 755.

Actualmente se diferencian en el paí­s distintos tipos de cerveza:

– Pils. Es el tipo de cerveza más popular del paí­s.

– Blancas. Es una cerveza turbia muy refrescante. Para fabricarla se utilizan, además de los ingredientes habituales, trigo candeal y especias.

– Rubias fuertes. Son cervezas con una graduación alta de alcohol, de color dorado y con espuma abundante.

– Ambarinas. Llamadas así­ por su color rojizo. Presentan un 5% de alcohol sin embargo tienen un sabor bastante suave.

– Trapense. Existen en el paí­s 6 cervezas de esta categorí­a: Chimay, Orval, Rochfort, Westmalle, Westvleteren y Achel. Son cervezas fabricadas en abadí­as y llevan la inscripción de “authentic Trappist product”.

– Oscuras. Cervezas que cuentan con la particularidad de ser de fermentación mixta. Tienen un sabor suave con toques de frutas.

– Afrutadas. Cervezas a las que se les añade jugos o almí­bares de frutas. La más popular es la Kriek.

Compartir este artículo

Un comentario - Escribe un comentario

  1. he tenido el placer de probar varias marcas belgas y la verdad, son muy buenas sobre todo la KASTEEL, entre otras, las recomiendo como aperitivo, antes de una comida.

    Saludos
    Luis

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: