Trucos prácticos para la cocina (I)

La serie de consejos y trucos que le ofrecemos en esta sección hará que la tarea de cocinar resulte más fácil, provechosa y rápida.

¿Qué es eso? Eso es queso

El alimento indispensable de toda nevera: el queso. Útil para comerlo solo, en ensaladas, con pasta, carne, etcétera. Pero, ¿qué ocurre cuando se reseca? ¿A la basura? No. Puede sacársele una deliciosa utilidad gastronómica: basta con cortarlo en finas lonchas, bañarlo en huevo batido y, finalmente, pasarlo por pan rayado. Una vez frito se obtendrá un sorprendente aperitivo que deleitará cualquier paladar.

El café con hielo que no se agua

A los que les gusta el café helado, suelen elegir entre dos opciones a la hora de tomarse uno. La primera es ponerlo en el congelador. La segunda, añadiéndole hielo, algo que ayuda a que su sabor acabe siendo muy aguoso. Pero existe una tercera vía: consiste en congelarlo en pequeños cubitos y, cada vez que se elabore un café, añadirlos como si fueran hielos normales

Aceite refrito

En épocas de crisis hay que ahorrar, hasta en aceite. Y la única manera de hacerlo no es poniéndonos precisamente todos a dieta. Con este truco, podrá reutilizarse el aceite unas cuantas veces sin que por ello éste contenga los sabores de sus anteriores usos: basta con dorar en él unas rodajas de patata para que pueda cocinarse posteriormente como si fuera la primera vez.

Compartir este artículo

Un comentario - Escribe un comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: