Los cranberries y su uso en la cocina

Los cranberries y su uso en la cocina

Los cranberries pueden aparecer en un sinfín de recetas y aportan un toque afrutado y ácido y mucho colorido al plato. Se pueden utilizar en repostería combinados con especias como la vainilla o la canela, o bien para refinar platos fuertes o dulces. Los cranberries frescos son muy ácidos en crudo, con lo que se deben azúcarar antes de utilizarlos en cualquier receta. Para esto, basta con cortar los cranberries por la mitad, añadir 5o gramos de azúcar por 2oo gramos de bayas y dejarlos reposar durante unos minutos.

Los cranberries frescos están disponibles de septiembre a principios de enero, mientras que los desecados y el resto de productos a base de esta baya pueden encontrarse todo el año, con lo que preparar deliciosas recetas con cranberries es más fácil que nunca. Son una buena opción para una dieta sana y equilibrada, ya que no contienen ni colesterol ni grasas, tienen un bajo contenido en sodio y aportan mucha fibra y numerosas sustancias vitales al cuerpo. Todas estas propiedades lo convierten en un alimento que aporta muchos beneficios al organismo, por lo que su consumo es altamente recomendable.

Compartir este artículo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: