El pescado azul esencial en nuestra mesa

El pescado azul es un alimento nutritivo, sabroso y esencial en cualquier dieta sana y equilibrada, ya que presenta mayores contenidos de ácidos grasos omega 3 que el pescado blanco. De hecho, una sola ración aporta la cantidad diaria necesaria de este ácido fundamental para la buena marcha del corazón.

Contribuye al fortalecimiento del sistema inmunológico, está relacionado con una buena salud cerebral, asma, óptima salud cardiovascular (bajos niveles de colesterol y triglicéridos) y favorece el desarrollo del bebé antes y después del parto. Para distinguir los pescados azules de los blancos hay que fijarse en la forma de la cola: en flecha las de los azules y recta en los blancos. El pescado azul es más graso y calórico que el blanco, aunque igual de imprescindible en la dieta diaria.

Diferentes tipos

–Entre las diferentes variedades existentes de pescado azul destacan: el atún, las sardinas, el bonito, la anchoa, la caballa, el salmón, el besugo, el pez espada, el jurel, el chicharro, el verdel, la anguila, la morralla y la trucha, entre otras.

–Los expertos recomiendan consumir como mínimo cuatro raciones de pescado a la semana, de las que al menos dos deberían ser de pescado azul. En la actualidad, podemos disfrutar del pescado azul durante todo el año, siempre que vayamos cambiando de especie, ya que hay variedades que no se pueden encontrar más que durante unos meses, como la sardina (de abril a octubre) o el jurel (de diciembre a mayo), en cambio, otras, como el salmón, están siempre presente en la pescadería.

Compartir este artículo

Un comentario - Escribe un comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: