Disfruta de productos sanos, frescos y de calidad (III)

Te seguimos contando acerca de productos sanos, frescos y de calidad:

Las infusiones, sanas y digestivas

Las infusiones aportan nutrientes esenciales y sustancias provechosas, además de que nos hidratan con su alto contenido en agua, siendo ideales para quienes les cuesta tomar el consumo diario necesario de agua. Servidas frías o calientes, las infusiones, si son naturales, son un fantástico aporte de vitaminas y sales minerales, además de proporcionarnos un efecto desintoxicante. Algunas hojas y flores pueden ser añadidas para dar color y redondear su aroma. Por otro lado, las mezclas comerciales como la manzanilla, la menta o la camomila llevan aromás naturales. En cuanto a endulzar las infusiones, algunas de ellas, como las de frutas (manzana, naranja, guinda, etc.) tienen suficiente dulzor y otras tienen un efecto beneficioso por su amargor. De preferir endulzar, elegir mejor la miel o el azúcar moreno.

Melocotones, mucho donde escoger

Estos melocotones de forma redondeada y aplanada hay que consumirlos de inmediato una vez maduros, pues son muy perecederos. Lo mejor es consumirlos frescos y sin pelar, dado que la piel es rica en protavitamina A. Además de esta vitamina de acción antioxidante, contienen vitaminas BI, B2 y B3 y una cantidad importante de hierro. Para distinguirlos en los mercados, hay que recordar que los “paraguayos” tienen la piel de color verdoso y amarillenta, incluso cuando están maduros. Por último, su pulpa es carnosa, dulce y jugosa, unas veces blanca, compacta y muy dulce. En otras variedades de esta misma fruta, ésta es roja y anaranjada, blanda y menos dulce. Sin embargo, los melocotones más habituales que encontrará en los mercados son como los que mostramos en la imagen, que presentan un color que va desde el rojo intenso al rosa pálido o amarillo anaranjado, según la variedad.

Compartir este artículo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: