Consejos prácticos para lucirte en la cocina (I)

Te explicamos los trucos de toda la vida -y también algunos nuevos- para que incluso las recetas más complicadas no tengan secretos para ti. No habrá plato que se te resista.

Ajo que no deja olor

Si cortas ajos, es normal que después no te puedas quitar después el olor de los dedos. Para conseguirlo, pasa las manos debajo del chorro de agua fría, pero sin frotártelas, sólo mojándotelas. Luego sécatelas bien, y verás cómo el olor es mucho menos intenso y desaparece pronto.

Arroz suelto

Cuando la paella empiece a cocer, si quieres que los granos queden bien sueltos, échales unas gotas de zumo de limón.

Carne más tierna

Si quieres que la carne te quede más tierna, no la laves nunca con agua, ya que si la mojas perderá sangre y quedará seca. Si es necesario limpiarla es mejor hacerlo con un trapo.

Tomate frito

Cuando lo estés preparando, puedes añadirle una cucharadita de azú¬car si quieres quitarle el punto de acidez que habitualmente tiene. De esta forma quedará más suave. Si incluyes un poco de zanahoria rallada, verás como el resultado es aún mejor.

Cómo freír sin salpicar

Cuando frías carne, verdura o patatas, añádeles la sal después de freírlas si no quieres que suelten su agua, que es lo que hace que salten y puedas quemarte con el aceite.

Jamón siempre jugoso

Después de cortar el jamón, una buena manera de evitar que se seque es poner un trozo de la grasa que se retira al principio encima de la parte que ha quedado descubierta.

Compartir este artículo

Un comentario - Escribe un comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: