Consejos para una cocina saludable

Consejos para una cocina saludable

Te enumeramos una serie de consejos para: reducir las calorías, para reducir las grasas y para reducir la sal.

Para reducir las calorías:

•    Opte por vegetales variados. Busque recetas que lleven, como ingredientes, vegetales frescos, secos, enlatados o congelados.
•    Las cebollas son infaltables en cualquier salsa. Pueden adicionarse rehogadas en rocío vegetal en aerosol (en lugar de aceite) o en teflón para ahorrar calorías.
•    La panceta o salchichas pueden reemplazarse por atún al natural o mariscos.
•    Si quiere agregar carne o pollo, utilice pequeña cantidad de un corte bien magro de carne vacuna (lomo o peceto sería lo ideal, tapa de nalga o colisa de cuadril son otras opciones o, carne picada especial) o pechuga de pollo sin piel.

Para reducir las grasas

•    No fría los alimentos. Rehogue las verduras utilizando rocío vegetal en aerosol, que no aporta grasas ni calorías.
•    Si la receta lleva crema de leche, reemplácela. Algunos sustitutos posibles son queso blanco descremado aligerado con leche descremada, para hacerlo menos consistente. También, puede utilizar yogur natural o crema de leche light.
•    No dude tampoco en reemplazar la panceta. Buenos reemplazos pueden ser pequeñas cantidades de carne vacuna o de cerdo bien magra, pechuga de pollo, jamón cocido magro, lomito o salchichas de bajas calorías.

Para reducir la sal

•    No utilice verduras enlatadas. Opte por vegetales frescos o congelados.
•    Para dar sabor, recurra al uso generoso de ajo, echalotes, puerros, cebollas de verdeo, cebolla común.
•    Acuda a las especias: laurel (da un toque personal, pero no hay que abusar de él: una o dos hojas bastan para aromatizar), orégano (infaltable en las salsas rojas) y tomillo (da un toque especial a cualquier salsa).
•    La pimienta es otro excelente sustituto de la sal.

Compartir este artículo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: