Bodegas Barbadillo y sus manzanillas

Cuando se hace alusión a las Bodegas Barbadillo hablamos de unas bodegas con casi doscientos años de antigí¼edad. Estas bodegas fueron fundadas concretamente en el año 1821 cuando Benigno Barbadillo y su primo Manuel López Barbadillo se instalaron en Sanlúcar de Barrameda tras veinte años de estancia en Méjico. Los primeros pasos se dieron en la que hoy se denomina Bodega del Toro, precioso lugar ejemplo de la arquitectura popular andaluza.

Esta empresa familiar cuenta en la actualidad con 500 hectáreas de viñedos en Jerez. Y sus bodegas, repartidas por Sanlúcar de Barrameda, ocupan una superficie total de más de 75.000 metros cuadrados. Barbadillo fue pionero al elaborar el primer vino blanco de Andalucí­a, el Castillo de San Diego, y hoy en dí­a es uno de los principales criadores de manzanillas, comercializadas en cuatro versiones: Muy Fina, Eva, Solear y Manzanilla en Rama, todas ellas bajo la Denominación de Origen Manzanilla de Sanlúcar de Barrameda.

Barbadillo lanza al mercado la primera manzanilla embotellada con la marca Divina Pastora en el año 1827.

De entre ellas destaca Solear, de color pálido pero muy brillante, un aroma intenso y toques de hierbas. Seco al paladar pero al mismo tiempo muy suave. Es la manzanilla con más años de crianza biológica que se presenta en el mercado. Ideal para tomar en el aperitivo con marisco o jamón y también para acompañar como vino de mesa para algunos arroces y pescados. El precio por botella en el mercado se encuentra alrededor de los 5,50 €.

Compartir este artículo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: