Beneficios de la espinaca

La preferible por el inolvidable Popeye, esta hortaliza no sólo proporciona mucha energía y minerales, sino que es muy ligera y no posee nada de grasa.

Esta es la mejor época para disfrutar del verde intenso y oscuro de las hojas de espinacas y, a su vez, de todos sus beneficios para la salud, que no son pocos. Sus propiedades las hacen muy recomendables APRA niños y adolescentes, pues son una fuente importante de minerales como el magnesio, el calcio, el fósforo, el potasio y el sodio, además del hierro, sobre el cual debemos hacer un inciso. Es cierto que las espinacas contiene una cantidad apreciable de hierro, pero este dato se debe relativizar, pues otros minerales, como los anteriormente mencionados, son aún más presentes.

Y, además, el hierro de origen animal se absorbe con más facilidad por nuestro organismo que el que se encuentra en esta hortaliza. Por otro lado, las hojas contienen ácido fólico en abundancia, y en cuento a las vitaminas que nos aportan, las espinacas tiene una gran cantidad de la vitamina A, que actúa contra el envejecimiento celular.

También son ricas en vitamina C y E, de acción antioxidante, y vitaminas del grupo B. Además, apenas contiene grasas, en una de las hortalizas con más nivel de proteínas y su aporte en fibra en considerable. En cuanto a sus propiedades medicinales, las espinacas son buenas para la vista, tanto en la prevención de enfermedades, como las cataratas, como para aquellas personas que ya padecen problemás oculares. Son recomendables para las mujeres embarazadas por su alto contenido en folatos y consumirlas favorece el tránsito intestinal, potencia la acción diurética y, además, están indicadas en tratamientos contra la anemia.

Compartir este artículo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: