Trucos para descongelar el pan

Quizás no lo sepas pero el pan que comes todos los días se puede congelar en el congelador sin que por ello se vuelva duro (bueno, en algunos casos pasa pero no es lo habitual). A la hora de descongelarlo se puede hacer de muchas formas, por ejemplo dejando que descongele a temperatura media tardando un par de horas en hacerlo por completo, obteniendo un pan igual que si lo hubieras comprado ese día (eso sí, procura quitarle si tiene hielo para que no humedezca el pan).

También puedes meterlo en el microondas y darle a la función de descongelar. Normalmente, con una sola barra de pan, se emplea un minuto en ser descongelado pero te recomiendo que lo pares antes o quedará demasiado blando. Con 40 segundos puede estar bien, descongelado y caliente, lo que ya es una ventaja con respecto a otro pan.

Sin embargo, hay otra forma más de descongelar el pan, que además le da un toque diferente. Lo que has de hacer es coger el pan y untarle una mezcla de miel y agua por toda la barra de pan. Enciende el horno a 160º y mete la barra de pan como si la estuvieras horneando. Por supuesto tendrás que controlar muy bien el tiempo para que no se queme o se pase.

El resultado será una barra de pan no solo descongelada y caliente, sino más crujiente que con alguno de los métodos anteriores. Además, la miel le dará un sabor especial. Como recomendación, no te pases mucho con el agua y no la empapes mucho porque eso puede hacer que el pan se ponga blando.

Esto es siempre mejor hacerlo justo antes de ponerse a comer para que la barra no se enfríe o le de mucho la temperatura ambiente (porque por la noche sí que puedes empezar a notarlo algo más duro, como el pan normal).

Compartir este artículo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: