Todo acerca de las cerezas (II)

Todo acerca de las cerezas (II)

Te seguimos contando todo acerca de las cerezas:

Más allá del postre

Es habitual que, al ser una fruta, la cereza se consuma la mayoría de veces al natural. No obstante, existen otras maneras de prepararla y presentarla. En postres están presentes en tartas, mousses y sorbetes, aunque también es frecuente consumirlas en almíbar o como relleno de bombones de chocolate. Otra forma de presentación son las confituras y mermeladas de cerezas o confitadas para adornar pasteles. En algunos países es muy habitual preparar salsas a base de cerezas, que sirven para acompañar platos de carne de caza, como el jabalí o el pato, ya que el contraste de sabores resulta delicioso. Sin embargo, las guindas son tan agrias que no se pueden tomar frescas, por lo que se conservan a menudo en frascos y se utilizan para preparar tartas y algunas empanadas.

Licores de cereza

Con el zumo fermentado de algunas variedades de esta fruta se elaboran aguardientes que mantienen todo su sabor, conocidas con el nombre de Kirsch y que se produce sobretodo e Europa central. El más popular es el que se elabora en las riveras del Rhin, siendo el de mayor prestigio el de la zona de la Selva Negra alemana, que se produce a partir de una variedad de cereza negra silvestre típica de la zona. No obstante, no sólo se produce en Alemania, si no que también son muy típicos el Marraschino italiano y el aguardiente de cerezas del Valle del Jerte, entre otros muchos más típicos de licores. El Kirsch se suele tomar muy frío y los entendidos en la materia recomiendan enfriar la copa con un cubito de hielo y, una vez enfriado el cristal, tirar el hielo y el agua y verter el licor de cerezas en su interior. Pero no sólo se bebe, sino que también es muy habitual utilizar en recetas de repostería, macedonias de frutas o la tradicional fondue de queso.

Compartir este artículo

Un comentario - Escribe un comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: