Propiedades de los albaricoques (I)

Esta fruta fresca de atractivo color anaranjado, exquisito dulzor y perfumada fragancia, es perfecta cuando llegan los meses más luminosos, Por eso, es el momento de aprovecharse de todos sus beneficios.

Ya están aquí las frutas de primavera enriqueciendo nuestros mercados y haciéndonos disfrutar con apetecibles productos de temporada en los que predomina el color amarillo-naranja: nísperos, albaricoques, melocotones… Son un regalo de la naturaleza cargado de saludables sustancias colorantes, los carotenos, que protegen y proporcionan salud a muchos tejidos de nuestro organismo: piel, mucosas, vista, aparato circulatorio, hígado, intestino

De entre estos magníficos alimentos cabe destacar, este mes, los albaricoques (Prunus armeniaca), también conocidos con los nombres de damasco o albérchigo. Un producto que procede de Asia central, y que hoy en día se produce en países como Turquía, España, EEUU…

La posibilidad de consumir albaricoques frescos no se prolonga más de 2 o 3 meses; sin embargo, existe la posibilidad de poder disfrutar de este excelente fruto todo el año en forma de albaricoques secos, más conocidos como “orejones”.

Compartir este artículo

Un comentario - Escribe un comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: