Propiedades de la calabaza

La calabaza de invierno es la variedad más dulce, pero más seca que la de verano, con menor contenido de agua y piel más gruesa. Dentro de este grupo se encuentra la calabaza banana, la de cidra o zapallo y la confitera o de cabello de ángel, a partir de la cual se obtiene el cabello de ángel. Existen también otras variedades, aunque menos conocidas.

El componente principal es el agua, lo que, unido a su bajo contenido en hidratos de carbono y a su casi inapreciable cantidad de grasa, hace que sea un alimento ligero. Es buena fuente de fibra, que sacia y mejora el tránsito intestinal por la alta presencia de mucílagos. En cuanto a vitaminas, destaca por su riqueza en betacaroteno o provitamina A, esencial para la visión, el buen estado de la piel, el cabello, las mucosas, los huesos y para el buen funcionamiento del sistema inmunológico, además de tener propiedades antioxidantes.

También tiene vitamina C y cantidades apreciables de vitamina E, folatos y otras vitaminas del grupo B. Y en lo que a minerales se refiere, es rica en potasio. Esta época es ideal para degustarla en deliciosas cremás calientes, preparar postres o vistosas recetas para los más pequeños, como calabaza rellena de arroz o de crema de queso.

Compartir este artículo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: