Mermelada de tomate

El tomate frito, aunque es uno de los alimentos que muchos prefieren comprar ya hecho, no tiene comparación su sabor con el hecho de forma natural, ese por el que cueces el tomate durante unas horas, a fuego lento, quitándole el agua que suelta el tomate para que no te quede tan líquido. Eso es lo que consigues con un poco de paciencia, un tomate frito que, cuando lo pruebes, no querrás otro.

Parecido a ese tomate frito hoy te traigo para hacer una mermelada de tomate parecida a esta otra pero también rica aunque lleva unos pocos más ingredientes que en la otra.

Mermelada de tomate

Mermelada de tomate, Ingredientes

    • 400 gramos de tomates rojos (yo uso los de rama o de pera pero los de rama le dan un sabor más bueno).
    • 30 gramos de aźucar
    • Unas gotas de zumo de limón
    • Sal
    • Vinagre (una cucharada).

Mermelada de tomate, Preparación

En una olla hacemos un caramelo clarito con el zumo de limón y el azúcar (no hace falta que espese mucho) y a continuación añadimos los tomates que estarán previamente escaldados, pelados y sin semillas (puedes dejar las semillas pero después necesitarás un chino (aparato de cocina) para colarlo y quitarle las semillas pues no queda igual con ellas que sin ellas).

Hemos de dejarlo cocer durante al menos cinco minutos y después echarle sal si lo necesita así como añadir el vinagre. Una vez hecho dejamos que hierva y cuando lo haga lo colamos y reservamos para que se enfríe un poco antes de servirlo.

Esta mermelada, aunque pensemos que es como un postre, en realidad es más como una salsa para las carnes o pescados (puedes probarla como postre pero ya depende de cada uno usarla de un modo u otro).

Deja un comentario