Entrega 2ª: Métodos de conservación

Entrega 2ª: Métodos de conservaciónPara evitar la destrucción de los alimentos existen varios métodos de conservación: Esterilización por calor, el frí­o (congelación, refrigeración), desecación y deshidratación, y la utilización de antisépticos.

1-Esterilización por calor: Consiste en situar los alimentos en recipientes herméticamente cerrados y someterlos durante un tiempo adecuado a temperaturas elevadas y de esta forma poder destruir los microorganismos que los puedan alterar.

2-í‰l frí­o: La congelación permite conservar los alimentos de forma casi ilimitada manteniendo todas las cualidades del producto. La refrigeración ayuda a mantener los alimentos, retrasando el desarrollo de los microbios, pero el periodo de tiempo de conservación no debe superar los 6 o 7 dí­as.

3-Desecación y deshidratación: Consiste en eliminar el agua de los tejidos impidiendo el desarrollo de los microorganismos que necesitan humedad para vivir.

4-Utilización de antisépticos: Los antisépticos tienen la cualidad de paralizar el desarrollo delos microbios; los más utilizados para la realización de conservas caseras son: La sal, el azúcar, él ácido acético (vinagre), los alcoholes y el humo.

La sal: Es antiséptica en una concentración del 20%, se utiliza sobre todo para la realización de salmueras y salazones.

El azúcar: Es antiséptico en una concentración del 65% y se utiliza en mermeladas, jaleas, confituras y frutas escarchadas.

ícido acético: Se utiliza en forma de vinagre, detiene el desarrollo de los microbios gracias a su alto contenido ácido y rico en alcohol se utiliza para los encurtidos.

Los alcoholes: Son antisépticos a partir de 18 grados, sin embargo se debe utilizar alcohol de al menos 45 grados ya que los productos que utilizamos para hacer la conserva (frutas por lo general) sueltan mucha cantidad de agua y rebajan la graduación del alcohol.

El humo: Ejerce efecto antiséptico, evitando la proliferación de microorganismos, ya que el humo contiene sustancias como el fenol, acetona, y vapores creosotados y piroleñosos, esta forma de conservación se suele usar para curar carnes y productos cárnicos.

Compartir este artículo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: