Consejos para preparar el relleno de una empanada de carne

En el relleno de una buena empanada de carne, no debe faltar huevo duro, aceitunas, comino, ají molido y pimentón. Una vez hecho el relleno hay que dejarlo enfriar en heladera porque toda la consistencia gelatinosa que se le forma es la que en el horno la hará jugosa.

Tanto los huevos duros como las aceitunas deben integrarse al relleno una vez frío y poco antes de rellenar las empanadas, para que no sean revueltos muchas veces y se deshagan. Los rellenos de empanada o las empanadas crudas pueden congelarse sólo si no se les agrega el huevo duro, porque éste se cristaliza.

El horno tiene que estar bien caliente y se las puede pintar con huevo para que tengan buen color, aunque también se doraran sin él. A media cocción y cuando todavía estén blancas, sacarlas del horno y “rociarlas” con un poquito de agua. De ese modo estaremos humedeciendo un poco la masa y evitaremos que se reseque y se queme.

Compartir este artículo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: