Consejos para la recolección de setas

Consejos para la recolección de setas

Cada seta está asociada a un tipo de suelo, a una temperatura y a una humedad determinada. Sin que se den los factores adecuados, la búsqueda será vana. Más aún, el entorno nos da claves para conocer si la especie encontrada es realmente la que creemos. Por ejemplo, si encontramos lo que nos parece un rovelió/nízcalo/esneardotsu en un entinar, probablemente se trate de otra seta tóxica parecida, porque ésta va asociada a bosques de pino y boj.

Es sabido que hay hongos comestibles, tóxicos e incluso mortales. El sistema no es distinguir los venenosos, sino los comestibles, y recolectar solo los que se conocen perfectamente.

Es imprescindible cortar las setas con un cuchillo y dejar el tronco en el suelo. Todos los hongos tienen una función biológica, respetemos los que no vayamos a coger.

El mejor transporte para las setas, se hace en cestos de mimbre, nunca en bolsas de plástico. Por último, mimemos los bosques y prados. El buen buscador no deja ningún rastro de su paso por el monte.

Compartir este artículo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: