Cocción de los espárragos

Al comprarlos, los espárragos deben estar limpios y tiesos, desechando los que presentan sus puntas resecas. Los espárragos se consumen siempre cocidos y, por tanto, es importante saber la manera más adecuada para conservar mejer sus cualidades.

En este sentido, la forma en que pierden menos vitaminas es cocerlos al vapor. Así tardan entre unos 20 minutos si son verdes, o 30 minutos si son blancos. También se pueden cocer en agua hirviendo con sal durante unos 15 minutos hasta que estén blandos, en el caso de los verdes, o 25 minutos en el caso de los blancos.

Hay que cocerlos pero el tiempo suficiente para que no se deshagan; de hecho, los grandes chefs de cocina recomiendan no recocerlos sino servirlos más bien “al dente”. Para obtener este punto de cocción lo mejor es asarlos sobre una plancha ligeramente untada con aceite hasta que estén ligeramente dorados. Sea cual fuere la forma de cocción, se deben retirar los extremos leñosos y, en el caso de los espárragos blancos, rasparles el tronco.

Compartir este artículo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: