Caldereta huertana

No hay nada mejor que un plato elaborado con productos frescos y de calidad, y seguro que algunos de vosotros tiene la suerte de poder comprar verduras frescas de la huerta de Murcia, de la Vega del Segura, del Genil, del Turia, etc.

Si no es así, tampoco es difícil conseguirlos en el mercado más cercano y disfrutar de los beneficios de las verduras que nos proporcionan las zonas de huerta del país.

Caldereta huertanaPrecisamente el plato de hoy lo voy a preparar con algunas joyas que me trajo mi vecina de su parcela: habas tiernas y alcachofas.

Caldereta huertana, ingredientes

  • 2 puñados de habas tiernas
  • 4 alcachofas
  • 100 g de guisantes
  • 1 cebolleta
  • 75 g de jamón serrano
  • 1 cucharada de harina
  • 100 ml de vino blanco
  • Aceite de oliva
  • Sal

Caldereta huertana, preparación

Lo primero que vamos a hacer es pelar las habas: las sacamos de la vaina y las dejamos en algún recipiente.

Limpiamos las alcachofas retirando las hojas exteriores y más duras, y recortando las puntas. Después las ponemos a cocer en la olla exprés durante 15 minutos.

Partimos la cebolleta en trozos pequeños y hacemos lo mismo con el jamón. También podemos comprarlo ya preparado y partido en taquitos.

En una sartén alta o cacerola, ponemos a calentar un buen chorro de aceite de oliva y cuando esté caliente añadimos la cebolleta. Cuando empiece a ablandarse, añadimos el jamón y removemos un par de minutos. Incorporamos al sofrito la cucharada de harina y volvemos a mezclar con los ingredientes hasta que la cebolla comienza a dorarse, entonces, agregamos el vino blanco.

Es el momento de echar las habas a la sartén y poner un pellizco de sal. Cuando casi se halla consumido el caldo, incorporamos los guisantes y un vasito pequeño de agua. Tapamos la cacerola y la dejamos cociendo a fuego lento.

Sacamos las alcachofas de la olla y las partimos por la mitad, antes de juntarlas con el resto de ingredientes. Dejamos cocer 10 o 15 minutos, añadiendo agua si es necesario y corrigiendo el punto de sal.

Se puede comer como plato único o como guarnición, con carne o huevo frito.

Compartir este artículo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: