Uso de la vinagreta

La vinagreta es uno de los aliños más habituales para ensaladas, pues es muy sencillo de preparar y da un toque muy sabroso. El truco es mezclar una cucharada de vinagre o limón con sal y pimienta, y luego añadir tres cucharadas de aceite. Lo más importante es mantener esta proporción sea cual sea la cantidad de vinagreta deseada. En otras palabras, siempre debe haber un tercio de vinagre respecto al total de aceite.

Rica y variada diferencia

Las vinagretas son la mejor manera de personalizar nuestras ensaladas, sobre todo si se juega con los ingredientes. Por ejemplo, se pueden preparar vinagretas de ajo, de mostaza y yema de huevo duro mchacada; añadiendo hierbas aromáticas como romero, tomillo, etc., o bien de cebollino y perejil triturado.

También de frutos secos, con pasas, piñones, azúcar y un poco de oporto blanco dulce, o con alcaparras, pepinillos en vinagre y una pizca de azúcar. Otra opción es elaborar un salpicón, que lleva como ingredientes, a parte de la base de la vinagreta, huevo duro, pimiento verde, tomate, cebolla y perejil.

Compartir este artículo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: