Una salsa para el pollo

A veces, cuando se hace pollo frito, se queda un poco seco, lo mismo cuando es pollo asado. Normalmente se palía con aceite pero hay otra forma de ayudarte, con una salsa especial para la carne de pollo que le da un sabor único.

Esta salsa también se puede usar para otro tipo de carne pero está más destinada al pollo (aunque si te gusta puedes incluirla como guarnición para otros platos).

Una salsa para el pollo

Una salsa para el pollo, Ingredientes

    • Agua
    • Medio vaso de tubo de vino dulce
    • Nuez moscada
    • Orégano
    • Tomillo
    • Canela molida

Una salsa para el pollo, Preparación

Primero te preguntarás por qué no te doy los gramos de cada uno de los ingredientes, pues bien, eso es porque se puede hacer al gusto. Yo por ejemplo le hecho mucho tomillo y poco orégano porque no me gusta mucho pero tú puedes mezclar en las proporciones que quieras porque no es una receta rígida sino personalizada a tu gusto. También puedes cambiar un ingrediente con otro pero ten por seguro que se ligue bien con los otros, no vaya a salir algo que no te guste en sabor.

Lo primero que haremos será, en un cazo, echar el vino dulce, el agua, y todas las hierbas (orégano y tomillo). Lo pones a hervir y, al menos yo, la canela molida la echo justo cuando ha empezado a hervir, para que coja algo más de sabor.

Si quieres que te quede más espesa has de añadirle media o una cucharada de maizena para espesarla aunque la salsa original es líquida para regar el pollo.

Lo mejor es echarla una vez que cada uno tiene el pollo en su plato así cada cual se echa lo que él o ella quiera sin que el resto del plato quede con la salsa y otro pueda comer a su gusto.

Deja un comentario