Raviolis con salsa de setas

Esta receta desprende un aroma y un sabor intenso, a su vez, esta misma salsa sirve para espaguetis, macarrones y cualquier otro tipo de pasta.

Raviolis con salsa de setas

Raviolis con salsa de setas, Ingredientes

    • 1 taza y cuarto de raviolis rellenos de queso
    • 1 chorrito de aceite de oliva
    • 1 kg de setas de cardo, setas de cultivo o champiñones
    • 2 dientes de ajo
    • 1 vaso de agua
    • Sal y pimienta
    • 1 vasito de nata lí­quida
    • 3 cucharadas de queso rallado tipo Parmesano
    • 1 nuez de mantequilla
    • Perejil fresco picado

Raviolis con salsa de setas, Preparación

La pasta hay que hervirla en una cazuela con abundante agua salada. Cuando el agua hierva a borbotones, echar los raviolis y dejar que se cuezan el tiempo que indique el envase – suelen ser unos 8 minutos -.

Cuando estén listos, ponlos a escurrir en un colador – ten en cuenta que tendrás que utilizarlos de inmediato para que no se peguen ni se pasen -.
 Mientras los raviolis se cocinan, vierte un chorrito de aceite de oliva en una sartén amplia y, cuando esté caliente, añade las setas y el ajo. Previamente hay que lavar las setas con cuidado para quitarles la tierra, y cortarlas en láminas; el ajo, por su parte, se pica finamente. Rehoga todo durante unos 7 minutos, dando vueltas a los ingredientes y a fuego medio, hasta que las setas se ablanden y se reduzca parte del lí­quido que sueltan.

Añade el agua y sazona con sal y pimienta. Deja que el lí­quido se reduzca a la mitad. Cuando esté listo, añade la nata lí­quida y da un hervor a todo.
Retira la sartén del fuego y añade la pasta aún caliente, el queso rallado, la mantequilla y el perejil picado.

Pasa la pasta a una fuente alargada, remueve todo con dos cucharas y sirve de inmediato, acompañando el plato con más queso rallado en un bol aparte.

Imagen: Directo al paladar

2 Comentarios - Escribe un comentario

  1. Receta con sabor. La pasta es como un comodín en la cocina, cuando no sabes qué cocinar… recurrimos a la pasta. Pero si además tienes tiempo… salen auténticas exquisiteces como ésta

Deja un comentario