Quitar vinagre en una ensalada

Quitar vinagre en una ensalada

Hacer una ensalada a menudo tiene su truco y no es tan fácil como podemos pensar lo de hacer que quede en su punto, es decir, que nos quede perfecta porque has de echarle vinagre y aceite, junto a la sal, lo que hace que no siempre quede igual.

Hay personas que lo que hacen es medir la cantidad de cada uno de esos ingredientes de modo de que siempre echan la misma cantidad y, aunque eso puede ayudar a que la ensalada siempre tenga el mismo sabor, a decir verdad también influye el sabor de los otros ingredientes en la ensalada.

Pero, ¿qué pasa si nos encontramos con que hemos echado demasiado vinagre a la ensalada? Es algo que sí puede pasar, y aunque echemos más aceite el sabor a vinagre es fuerte y nos puede hacer que la ensalada no se pueda comer.

Pues para ello hay un pequeño truco, simplemente has de poner una miga de pan en la fuente de la ensalada para que absorba el exceso de vinagre. Por supuesto, absorberá vinagre y también aceite así que después de quitarla solo has de echar un poco más de aceite y probar.

Puedes repetir el mismo procedimiento varias veces hasta que veas que el vinagre está en su justa medida y así hacer que la ensalada se puede comer aún a pesar de haberte equivocado con la cantidad de vinagre. Eso sí remueve bien todo no vaya a ser que algunos trozos tengan más vinagre que otros. Y echa aceite después de quitar la miga de pan para poder sustituir el vinagre por el aceite.

De esta forma no habrá problema con las ensaladas y, siempre que te equivoques, tienes un truco para repararlo.

Compartir este artículo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: