Proceso de elaboración del te

Proceso de elaboración del te

Las hojas recién recolectadas llegan cada día a la fábrica. Según las condiciones climáticas varía su calidad y su sabor. Ya en fábrica, las hojas se dejan marchitar de 12 a 24 horas en casilleros dispuestos para tal fin. A partir de ese momento, el procedimiento varía según el té que vaya a elaborarse.

El té negro o fermentado: se esparcen las hojas bajo paños húmedos con el fin de fermentarlas. Luego se las enrolla, se las deja secar y se las envasa. Esta clase de té proviene de la india y de Ceilán. Es muy aromático, y entre otras propiedades terapéuticas, previene la caries dental y es diurético.

El té verde o no fermentado: se secan las hojas al vapor sin fermentarlas, conservando el color original. Se enrollan, se dejan secar y se envasan. Este tipo de té proviene principalmente de China y Japón. Se dice que este té hace disminuir el colesterol y los triglicéridos y regula el nivel de insulina en la sangre, por lo que es óptimo para los diabéticos y los que tienen problemás de obesidad.

El té rojo o semifermentado: este té se fermenta solo parcialmente. El principal proveedor es Formosa. El té rojo es bueno como protector del sistema cardiovascular y para el tratamiento de la obesidad.

Compartir este artículo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: