Mantener la fruta fresca

Cuando haces algún postre con fruta sabes que, al cabo de unos minutos, la fruta comienza a oxidarse y eso lo que consigue es que se afee su aspecto, que no se vea también y, para los niños o aquellas personas a las que no les gusta demasiado la fruta, se puede convertir más en un problema porque no les entran por los ojos que en un beneficio para ellos.

Para evitar esto, y lograr de este modo que te puedan comer, puedes probar con este truco. Lo único que has de hacer es añadirle un poco de zumo de limón a la fruta que ya está pelada. Al parecer el zumo de limón hace que la fruta no se oxide tan rápidamente y la mantiene por más tiempo. Por supuesto, has de consumirla pronto porque, aún cuando evitas la oxidación, lo cierto es que también la maduración entra en juego.

Si la fruta no la has pelado pero quieres que se te mantenga más tiempo entonces lo que puedes hacer es cubrirla con papel de periódico, que no de revista. Al parecer el periódico los mantiene intactos de la maduración aunque no por siempre, solo durante un tiempo limitado.

Ten en cuenta que el hecho de que hagas esto no significa que el sabor o la textura de la fruta vaya a ser la misma que si la pelas por primera vez porque en realidad estará más tierna y arrugada y eso se notará en su sabor. Aún así, por unas horas no creo que les pase nada (de ahí que los postres con fruta siempre se dejen para lo último con el objetivo de que su aspectos y sabor no se cambie.

Compartir este artículo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: