Las uvas, un poderoso alimento natural (I)

Las uvas constituyen una interesante fuente de energía, compuesta por un 80% de agua, un 15-25% de azúcares, 0,4-0,8% de proteínas vegetales, vitaminas A, Q Bl, B2 y PP, y sales minerales.

Si se analiza el zumo de uva recién exprimida se obtienen los siguientes elementos: Un 80% de agua; entre 15 y 25% de azúcares (glucosa y fructosa); vitaminas A, C, Bl, B2 y PP; pequeñas dosis de proteínas vegetales (entre el 0,4 al 0,8 %), y sales minerales (potasio, calcio, magnesio, fosfato sódico, yodo, hierro).

Las uvas son ideales para los niños y ancianos, como aporte nutricional, y también para adultos que necesiten una buena fuente de energía.

Las uvas se utilizan en las dietas depurativas por la simplicidad de sus componentes y por sus propiedades laxantes pues son muy ricas en pectina, remineralizantes y alcalinizantes ya que contienen un 72% de sales minerales alcalinas. Las personas convalecientes se benefician en gran medida ya que, a menudo, no tienen apetito y son fáciles de tomar, aportan líquidos, energía, depuran y nutren. Muchas personas mastican el grano sólo lo suficiente para tragarse el jugo, escupiendo el resto, lo cual es un error.

Cada grano debe masticarse suficientemente y durante el tiempo necesario para que la piel quede bien triturada antes de ser deglutida. La piel contiene taninos, ácidos libres, materias minerales, fermentos y celulosa, muy útiles para el funcionamiento intestinal.

Compartir este artículo

2 Comentarios - Escribe un comentario

  1. Pingback: Don Postre » Blog Archive » La uva: fruta sana y jugosa

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: