Galletas siempre crujientes

Consejos para tener las galletas siempre frescas, y crujientes:

Si guardas las galletas en una lata bient tapada con una rebanada de pan fresco se te conservarán crujientes. Sin embargo, ten en cuenta que el pan hay que renovarlo todos los días. Sí, de lo contrario, se te han humedecido, extiéndelas sobre un plato forrado con papel de cocina absorbente y cúbrelas con otro trozo de papel. Después, cuécelas un minuto en el microondas. Déjalas enfriar y volverán a estar crujientes y sabrosas como el primer día.

Compartir este artículo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: