Formás de perder vitaminas en la cocción de los alimentos

Las vitaminas, como todas las cosas valiosas de la vida, son delicadas y caprichosas. Pero ¿qué les ocurre a cada una de ellas en los procesos de cocción?

— No soportan la cocción: la vitamina C y, en parte la A, la B5, la D, y la E. La C, que es la más delicada, se desintegra, además, al contacto con la luz. Lo mismo les ocurre a casi todas las del grupo B, la D y la E. De ahí que los envases de zumos, leches, tomates…, suelan ser opacos.

— Todas las vitaminas liposolubles y la C se deberán proteger del enranciamiento u oxidación. Precisamente esa es su función, se oxidan ellas antes que los tejidos en los que se hallan, protegiéndolos y actuando de antioxidantes naturales. Por eso, la vitamina C se utiliza como aditivo antioxidante y conservante en muchos alimentos envasados.

Compartir este artículo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: