Espinacas como si fueran lasaña

Las espinacas siempre es una de las verduras que menos gusta a los niños e incluso a algunos adultos y eso hace que uno invente las cosas de otra manera porque se supone que hemos de hacer malabares para que los niños se coman esa verdura y quizás la mejor forma de ello sea haciéndoles más divertida la vista e incluso obviando el hecho de que sean verduras.

Así, puedes plantearte hacer un pastel de espinacas que está muy rico y suele gustar a los niños, aunque no les gusten las espinacas.

Espinacas como si fueran lasaña

Espinacas como si fueran lasaña, Ingredientes

    400 gramos de espinacas
    bechamel
    4 lonchas de queso para fundir
    una masa de hojaldre
    bacon
    sal
    queso rallado para gratinar.


Espinacas como si fueran lasaña, Preparación

Ponemos en un cuenco la bechamel que habrá estado fuera del frigorífico (los ingredientes mejor tenerlos ya sacados del frigorífico para así estar a temperatura ambiente). A ese cuenco le añadimos las espinacas previamente cocidas y escurridas removiendo bien para mezclarlo con la bechamel.

Por su parte, el bacon debemos echarlo en una sartén para freírlo un poco y después echarlo (te sugiero que lo eches partido en trozos y templado o frío) a la mezcla anterior. Echamos sal si la necesita y cogemos un molde. Colocamos en él el hojaldre y pinchamos la masa para que no nos vaya a subir horneándola a 180 grados durante 10-12 minutos. También podemos usar pasta brise que no sube y es parecida al hojaldre.

Una vez hecho echamos la mezcla y le ponemos las lonchas de queso en tiras y queso rallado. Lo volvemos a meter todo al horno, esta vez a 150 grados, gratinando los últimos 5 minutos (un total de 15 minutos en el horno) y sacamos para servir.

Deja un comentario