El queso y sus diferentes combinaciones

El aporte de proteínas y calcio del queso constituye la compañía ideal para los carbohidratos de la pasta. Te contamos qué variedad elegir en función de la receta que vayas a preparar.

  • Para espolvorear: En este caso el más adecuado es el queso parmesano, ya que es muy sabroso y funde muy bien. Lo mejor es rallarlo en el momento de añadirlo al plato; de esa manera, conserva todo su aroma.
  • Para gratinar: Actualmente se encuentran en el mercado diferentes quesos, en polvo o en hebras. Los hay de una sola clase (emmental, gouda, cheddar, parmesano…) y también mezclas de varios sabores.
  • Para ensalada: Los más utilizados son los quesos frescos cortados en taquitos, como el de Burgos o la mozzarella. También puedes añadir un queso fuerte partido en lascas finas.
  • Para rellenos: Como en el caso anterior, lo mejor son los quesos frescos, aunque si prefieres un sabor más pronunciado puedes mezclarlos con queso azul, parmesano, gorgonzola…

Compartir este artículo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: