Consejos para cortar cebollas

A la hora de cortar una cebolla son muchas las que temen hacerlo porque saben que van a llorar y, por más que se alejan de la cebolla y los vapores que salen, lo cierto es que por más que uno lo intenta no consigue dejar de llorar a la hora de partir una y por eso hay que hacer malabares para lograr sacar un corte decente.

Para ayudarte un poco a cortar cebolla, hay algunos trucos que puedes llevar a cabo (aparte del truco de colocarte unas gafas de bucear para cortar y que el olor no traspase a tu ojos).

Uno de ellos es poner las cebollas en el frigorífico y sacarlas frías para que los olores no te molesten. No es que vayas a no llorar pero al menos lo harás en menor cantidad y si eres rápida cortando entonces a lo mejor ni te enteras.

También puedes cortar la cebolla en un lugar aireado, de esa forma, y poniéndote para que el viento se lleve el olor de la cebolla, puedes cortarla sin mucho problema.

Ten en cuenta que las manos no debes acercarlas a tus ojos porque ellas llevan impregnadas el olor y eso hará que llores sin remedio. Usa cuchillos bien afilados con los cuales poder hacer un corte limpio y no machacar la cebolla (sacando más olor con ello). Y, siempre, puedes probar a no respirar por la nariz sino por la boca, así evitas que el olor entre y vaya más rápido a tus ojos.

Con estos consejos deberías tener facilidad para cortar la cebolla sin perder la visión por las lágrimas. Y con algo de experiencia, lograrás que al final no te moleste y trabajar con ellas como si no pasara nada.

 

Compartir este artículo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: