Cómo congelar espinacas

Cómo congelar espinacas

En el siguiente artículo vamos a explicar como congelar espinacas. Lo primero es colocar en un bol las espinacas, lo más rápido posible después de compradas.  Limpiarlas con agua clara y a conciencia; desechar todas las que presenten algún signo de deterioro. Escaldarlas una cola vez en agua, hirviendo durante unos 2 minutos. Para ello resulta muy práctico introducirlas  en un colador metálico de malla de acero inoxidable, como los que se usan en las freidoras, ya que nos facilitará el escaldado y el rápido enfriado, pasando el colador con las espinacas bajo un chorro de agua fria.

Cómo el escaldado habrá ablandado las espinacas, será fácil introducidas en las bolsas de plástico o recipientes, donde las guardaremos en el freezzer. Hay que tratar de comprimirlas con fuerza, procurando que cada bolsa contenga una proporción similar a la que acostumbramos usar en una comida habitual.

Anotar la fecha de envasado y colocarle una etiqueta de color verde, para identificar fácilmente que es una verdura, y cual es. Cuando tenga que utilizar las espinacas, sólo tiene que sacarlas del congelador y podernos introducirlas en agua hirviendo unos 15 minutos para que estén listas pata su consumo.

Compartir este artículo

Un comentario - Escribe un comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: