Refrigeración y congelación II : cerdo, cordero y vacuno

Refrigeración y congelación II : cerdo, cordero y vacunoLa carne se conserva perfectamente varios dí­as en la nevera en un recipiente cubierto con un plástico agujereado para que respire, también puede conservarse en la despensa cubierta con aceite (lo que considero poco recomendable pudiendo utilizar el frigorífico.

La carne picada hay que consumirla rápidamente ya que se deteriora con facilidad, si no se va a utilizar de inmediato es mejor congelarla.

La carne es un producto ideal para congelar por que admite perfectamente el proceso y no sufre alteración alguna en sus cualidades nutritivas, sin embargo es preciso congelar solo carnes de buena calidad.

A la hora de la compra hay que tener encuenta los plazos recomendados de conservación del congelador y seria conveniente seguir las siguientes recomendaciones:

Los filetes se empaquetan en porciones individuales o bien en pequeñas porciones de 2 o 3 piezas, utilizando para ello bolsas de congelación bien cerradas y sin aire en su interior.

Las piezas grandes se envasan en bolsas especiales de material plástico un poco más fuerte que para el caso anterior, (bolsas de polietileno) y así­ mismo deben estar herméticamente cerradas y sin aire, poniendo espacial cuidado en las piezas que tienen hueso protegiéndolo con un papel de aluminio para que no rompa la bolsa, evitando así­ que entre aire quemándose de esta forma la carne.
Una vez envasada se somete a una congelación rápida graduando al máximo el congelador hasta que la carne se congele, luego se pasa a modo de mantenimiento.

La descongelación debe llevarse acabo en la parte menos frí­a de la nevera, o utilizando el microondas recordando que han de aplicarse las mismás normás que para cocinar es decir dar vuelta a las piezas, el reposo y los tiempos indicados en cada aparato.

Compartir este artículo

Un comentario - Escribe un comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: