Pollo tipo KFC

Este pollo está marinado en una harina con especias y rebozado con la intención de luego freírlo. Ese es el secreto para que quede con esa textura tan característica.

Esta manera de cocinar el pollo se ha vuelto muy popular recientemente desde la apertura de los nuevos restaurantes de comida rápida de pollo.  Aunque la receta que utilizan en dichos restaurantes es secreta, os dejamos una que se le asemeja bastante y que además está riquisima, y que tiene la ventaja de que al hacerlo uno mismo, podemos conocer en cierto modo la calidad, procedencia y forma en que se ha matado al animal.

Pollo tipo KFC

Pollo tipo KFC, Ingredientes

    Para el marinado necesitamos:

    • 4 pechugas de pollo en tiras
    • Aceite para freír

    Para la masa para marinar:

    • 400 gramos de harina para rebozar
    • 1/2 cucharada de curry
    • 1/2 cucharada de ajo en polvo
    • 1/2 cucharada de cebolla en polvo
    • 1/2 cucharada de cayena molida
    • 1/4 cucharada de eneldo
    • 1/4 cucharada de estragón
    • 1/4 cucharada de tomillo
    • 1 cucharada sopera de pimentón dulce
    • 1 pizca de pimienta
    • sal al gusto (podemos poner 1 cucharada como aproximación)
    • agua fría

    Para el rebozado necesitaremos:

    • 200 g de harina para rebozar
    • 1/4 cucharada de eneldo.
    • 1/4 cucharada de tomillo.
    • 1/4 cucharada de ajo en polvo.
    • 1/4 cucharada de pimentón dulce.
    • 1/2 cucharada de sal.
    • 1 pizca de cayena.

Pollo tipo KFC, Preparación

Prepararemos este marinado empezando por poner la harina en un cuenco hondo. Iremos agregando uno tras otro todas las especias escritas anteriormente, hasta que llegue el momento de añadir el agua —no hay una medida específica, añadiremos agua hasta que nos quede una pasta de una consistencia semi líquida—. Una vez hecha esta masa añadiremos el pollo troceado en ella y lo dejaremos marinar por lo menos dos horas.

A continuación procederemos a preparar el segundo paso, el rebozado, usando los ingredientes descritos más arriba.

Luego cogemos otro cuenco donde colocaremos la harina, añadiendo todas las especias para a continuación preparar la sartén o freidora con aceite bien caliente.

Vamos sacando del cuenco donde está el marinado las tiras de pollo y las introducimos en el rebozado, para inmediatamente después echarlas al fuego. En el momento en que adquieran un rico color dorado retiramos y ponemos sobre una superficie cubierta con servilletas de papel, para que absorba el exceso de aceite. Ya solo quedará disponerlas en el plato, sirviéndolas con la salsa y/o acompañamiento que más os apetezca.

Este invierno nos vamos a chupar los dedos…

 

Deja un comentario