Higos: como elegirlos y conservarlos

Las brevas, que crecen en el mismo árbol de las higueras, se forman sobre la madera vieja de las ramás donde pasan el invierno como pequeños botones, y crecen en forma de ramos de tres o cuatro piezas. En agosto (verano), las higueras dan una segunda cosecha, los higos, que en realidad son flores invertidas hacia adentro y los verdaderos frutos son las pequeñas semillas que se albergan en su interior.

Características de los higos:

— Los higos pueden tener distintos colores de piel. Pueden ser verdes, morados o negros.

— Al abrirlos aparece la pulpa blanquecina o roja, que esconde cientos de semillas que no estorban al comer.

— A diferencia de otras frutas, las arrugas y rajaduras en la piel nos revelan el momento ideal para su consumo.

–Son sumamente delicados en cuanto a su manipulación y es necesario guardarlos en un recipiente, sin lavarlos hasta el momento de comerlos, en el frigorífico, donde duran sólo un par de días.

— Se deben rechazar los que tienen un aroma amargo o los lados algo achatados.

Compartir este artículo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: