La importancia de la vitamina B

La importancia de la vitamina B

A pesar de que todas las vitaminas juegan un papel fundamental en el correcto funcionamiento de nuestro organismo, las vitaminas del grupo B son sin duda las más importantes y las que más beneficios tienen cuando hablamos de nuestro cerebro. Especialmente destacables son los beneficios de las vitaminas Bl, B6 y B12.

En este sentido, la vitamina B1 (o tiamina), es fundamental en el metabolismo de los hidratos de carbono. Un excesivo consumo de hidratos de carbono simples puede reducir los niveles de esta vitamina y provocar un deterioro en el metabolismo de las azúcares complejos necesario para la alimentación de nuestro cerebro. Su déficit puede producir irritabilidad, falta
de concentración y memoria y puede ocasionar depresión. Se encuentra en la carne, la soja, el germen de trigo, el pescado, legumbres, cereales integrales y frutos secos.

Igualmente importante, la vitamina B6 (o piridoxina) interviene en diferentes aspectos del metabolismo y en la fabricación de diferentes neurotransmisores, entre ellos la serotonina a partir del triptófano. También es fundamental para la formación de las vainas de mielina de las neuronas, que son un aislamiento necesario para la correcta transmisión de los impulsos nerviosos. Su déficit puede ocasionar irritabilidad, nerviosismo, fatiga e incluso depresión. Se encuentra en los frutos secos, las vísceras, el pescado azul, quesos curados, frutos secos, cereales integrales, legumbre y levadura de cerveza.

Finalmente, la vitamina B12 (o cianocobalamina) interviene en el buen funcionamiento del sistema nervioso y en la transmisión de los impulsos nerviosos. Su déficit puede producir neuropatía sensitiva, alteraciones del estado de ánimo e incluso depresión. Se encuentra en los productos de origen animal como la carne, las vísceras, el pescado azul, los huevos y el
queso.

Compartir este artículo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: