Haz tu propio croissant

Es posible que, cuando quieres comerte un croissant, pienses que no puedes hacerlo en casa, me refiero a uno casero, sino que has de ir a una pastelería pero en realidad sí que puedes hacerlo en casa fácilmente.

Hacer croissants no es difícil y la ventaja es que puedes tenerlos recién hechos y calentitos para degustarlos mucho mejor, ya sea con alimentos dulces o salados.

Hoy te dejo, en lugar de explicarte toda la receta, un vídeo porque con ella estoy segura que será más fácil ver cómo se hace todo. Ten en cuenta que en el vídeo no se hacen los croissants con la forma que todos los conocemos, pero no es problema porque puedes hacerlos con esa forma.

Lo único que has de hacer es cortar la masa en triángulos y enrollarlos empezando por la parte ancha del triángulo acabando en la punta o vértice.

Es una receta fácil de hacer pero quizás te puede costar dar con la forma final, es decir, conseguir que los croissants te salgan como deben salir y no de otra forma o con formás indefinidas que también puede darse.

Lo bueno de esta receta es que los preparas caseros, es decir, sabes perfectamente lo que hay en ellos. Sobre la masa, puedes usar el hojaldre, si, pero también podrías hacer el hojaldre casero tú misma si quieres, hay recetas para hacerlo. Eso sí, este tipo de croissants no son los que usamos para abrirlos y poder comerlos como un bocadillo, pero también en casa se pueden hacer solo que la receta es diferente a ésta.

Mientras, puedes degustarlos y hacerlos rápidamente como, por ejemplo, para merendar o como un desayuno rápido y caliente.

Compartir este artículo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: