Filetes con pan de sandwich

Hay ocasiones en las que la carne no nos llama tanto la atención, quizás porque estamos cansada de ella y, aunque no comamos mucha a lo largo de la semana, al final siempre acabamos comiendo alguna que otra y, claro, si no variamos el menú (que eso no suele ocurrir a menudo), lo más normal es que llegue un punto en el que busquemos nuevas recetas.

Una muy sencilla y además rápida de hacer, que te da un sabor diferente a la carne y con la que podrás encontrar un buen manjar y algo diferente es el siguiente.Hacer filetes con pan de sandwich. Como digo, son muy rápidos de hacer y sencillos, de hecho hasta los niños pueden ayudarte y así tener una receta para la cual puedan ayudarte sin ser ésta un postre (que suelen ser las únicas recetas en las que ayuda un niño).

Filetes con pan de sandwich

Filetes con pan de sandwich, Ingredientes

    Filetes

    Aceite

    Pimienta molida

    Pan de sandwich

    El zumo de un limón

    Paté

     


Filetes con pan de sandwich, Preparación

La preparación es sencilla pero sí es cierto que tendrás que estar de un lado a otro un rato. Lo primero es preparar los filetes de carne. Para ello en un plato hondo has de echar un poco de aceite y pimienta negra molida. Los filetes has de pasarlos por esa mezcla y dejarlos escurrir un momento mientras pones una sartén al fuego con un poquito aceite (lo suficiente para que no se pegue).

Ahora, mientras los filetes se hacen debes poner el pan de molde en el tostador y, en la espera, sacar el zumo del limón, así vamos haciendo tiempo aunque has de vigilarlo todo.

Bien, ya tendrás el pan de molde tostado, échale paté y pon encima el filete. Ahora solo nos quedaría echarle el limón pero lo cierto es que el limón, ahora mismo, no es para los filetes sino para la sartén, has de darle unos 2 minutos para que se haga y mezcle con el aceite de la sartén y después echarlo por encima de los filetes.

Ahora sí está terminado el plato y encontrarás con que el sabor es muy diferente de comer la carne de otra manera. ¿Por qué no lo pruebas?

Deja un comentario