Fideuá de marisco

La fideuá es un plato tí­pico de la cocina valenciana, que se consume de muchas formas según la región. Hoy veremos la receta de fideuá de mariscos, ¿te atreves?.

Fideuá de marisco

Fideuá de marisco, Ingredientes

    • 300 gramos de gambas
    • 6 cigalas pequeñas
    • 2 rajas de rape (400 gramos)
    • 1/2 kg de fideos finos
    • 2 dientes de ajos muy picados
    • 4 tomates medianos
    • 1 pellizco de azafrán hecho polvo
    • 1 vaso (de los de vino) de aceite
    • 1/2 litro de caldo de pescado
    • 1 cucharada (de las de café) rasada de pimentón
    • sal

Fideuá de marisco, Preparación

Se pelan primero las gambas dejando las colas mondadas. Se pone 1 litro y 3/4 de agua con sal, las mondas de las gambas y el hueso del rape o, si se tienen, raspas de algún otro pescado blanco, todo esto a cocer durante 20 minutos. Se separa del fuego y cuando está templado se cuela y se reserva.

En una paellera o en una cacerola de barro – de las que puedan ir al fuego – se pone el aceite a calentar. Una vez que está caliente, se le echan las cigalas enteras, al poco se le ponen las colas de las gambas y el rape cortado en taquitos de un par de centí­metros más o menos. Se rehoga un rato y, separándolos en un plato, se reservan.

En este mismo aceite se ponen los tomates pelados, vaciados de sus simientes y cortados en trozos pequeños. Se añaden los ajos picados y al ratito el pimentón y el azafrán. Todo esto se rehoga durante 8 a 10 minutos.

Se echan entonces los fideos a los cuales, se les dan unas vueltas con una cuchara de madera y se le añade 1,5 litros de caldo de pescado. Se da entonces fuego vivo y se deja cocer durante 15 minutosA los 12 minutos aproximadamente, se echa el pescado que se tení­a reservado, colocándolo muy bien, sobre todo las cigalas que deben de adornar el plato con gracia.

Se mete entonces la cacerola en el horno, previamente encendido, durante unos 5 minutos hasta que tome un bonito color.
Se sirve en la misma fuente donde se ha cocinado la fideuá.

Nota.- Se puede sustituir las cigalas por mejillones, pues son más baratos y también sale una fideua muy rica. Se aprovecha entonces el caldo que han soltado los mejillones y se ponen los bichos sin conchas.

Imagen: Restaurant Minerva

Deja un comentario