Espinacas crujientes estilo escandinavo

Hoy os queremos enseñar una receta sencilla y agradable muy típica de la cocina escandinava. Se trata de una entrada a base de patatas y espinacas, aunque también se pueden sustituir por acederas, berros o acelgas. Hemos elegido añadir un poco de azafrán a la receta, un ingrediente poco común en la gastronomía nórdica, pero que va cogiendo peso entre los restaurantes más modernos y de fusión.

Espinacas crujientes estilo escandinavo

Espinacas crujientes estilo escandinavo, Ingredientes

    • 1 1/2 kg de espinacas
    • 700 g de patatas
    • 250 g de pan rallado
    • 150 g de mantequilla
    • 80 g de harina
    • 2 huevos enteros
    • 4 yemas de huevo
    • 1/2 vaso de leche
    • Azafrán en hebras
    • 2 cucharadas soperas de eneldo picado
    • Aceite de oliva
    • Pimienta negra
    • Sal

Espinacas crujientes estilo escandinavo, Preparación

  • Lavas cuidadosamente las espinacas, escurrir bien y cortarlas en tiras finitas. Saltear a fuego lento con 50 g de mantequilla, hasta que pierdan toda el agua que les quede.
  • Cocer y pelar las patatas, triturarlas y mezclar con las yemas de huevo, la mantequilla restante y unas 3 hebras de azafrán, previamente infusionadas en medio vaso de leche.
  • Mezclar con vigor antes de incorporar las espinacas. Salpimentar y volver a mezclar hasta obtener una masa uniforme.
  • Preparar bolitas del tamaño de una pelota de golf, aplastarlas con la palma de la mano y pasarlas por harina, huevo y pan rallado. Freír en abundante aceite muy caliente hasta que estén crujientes. Escurrir sobre un papel absorbente y espolvorear con el eneldo picado.

Deja un comentario