Empanadillas rellenas de setas y nueces

La receta de hoy es de empanadillas, pero no la típica receta de empanadillas de bonito, sino una receta especial para personas que no toman carne. No obstante, pueden tomarlas todo el mundo, porque están riquísimas. El hecho de que sean especiales para personas que no toman carne es que su ingrediente principal son los hongos, ricos en proteínas, y las nueces, que les aportarán los ácidos grasos esenciales para el organismo.

Empanadillas rellenas de setas y nueces

Empanadillas rellenas de setas y nueces, Ingredientes

    • 1 paquete de obleas para empanadillas
    • 50 g de champiñón
    • 100 g de seta shiitake
    • 100 g de rebozuelos
    • 1 cebolla dulce picada
    • 50 g de nueces troceadas
    • 50 g de queso parmesano
    • 1 huevo
    • Aceite de oliva
    • 1 vasito de vino blanco
    • 1 cucharadita de pimienta negra molida
    • Sal

Empanadillas rellenas de setas y nueces, Preparación

Ponemos a calentar el aceite en una sartén y ponemos a freír la cebolla partida en trocitos pequeños hasta que se vuelva transparente, añadiendo entonces las setas y champiñones partidos en trozos hasta que pierdan el agua y queden tiernos.

Después añadimos las nueces, la pimienta, la sal y dejamos cocinar otros dos o tres minutos.

Incorporamos el vino blanco hasta que reduzca y retiramos del fuego. Añadimos entonces el queso parmesano removiendo bien para que se mezcle con el resto de ingredientes y tendremos el relleno.

Ponemos una cucharada sopera de la mezcla en el centro de la oblea. Doblamos y sellamos los bordes con los dientes de un tenedor. Así una a una hasta que agotemos todo el relleno.

Después batimos el huevo. Ponemos las empanadillas en la bandeja del horno y pintamos la superficie de cada una con el huevo batido. Las metemos al horno a 170º, con calor por arriba y abajo, hasta que las empanadillas estén doradas y retiramos.

Se pueden comer frías o calientes.

 

 

 

Deja un comentario