Dormir bien es posible

Dormir adecuadamente se ha convertido en un problema para muchas personas, las cuales no descansan correctamente y, debido a ello, se encuentran permanentemente cansadas.
Debemos tener en cuenta que el descanso es algo sumamente importante y la calidad del sueño influye mucho más que las horas de manera que, podemos dormir mucho pero si no dormimos bien no nos encontraremos descansados.

Dormir bien es posible

Existen una serie de pautas que pueden ayudarnos a conciliar mejor el sueño y, como consecuencia, a descansar de una manera más eficaz. Si sois de los que sufrís a la hora de ir a acostaros apuntad estos consejos:

  • Establecer horarios: algo muy eficaz es acostarse siempre a la misma hora ya que nuestro cuerpo se acostumbra a que, cuando estamos en la cama, es para dormir.
  • Cuidado con las cenas: cenar cosas ligeras favorece que durmamos mejor. Si optamos por cenas cuya digestión sea pesada no conciliaremos el sueño eficazmente y podremos despertarnos en mitad de la noche.
  • Realizar ejercicio: la actividad física siempre ha estado relacionada con la liberación de estrés y el descanso. Realizar alguna actividad física de manera diaria ayuda a que durmamos mejor y más rápidamente.
  • Relajación: en aquellos momentos que nos resulta complicado dormirnos es interesante optar por alguna actividad que nos permita relajarnos. Puede ser leer un libro, conversar o escuchar alguna música suave.
  • Controlar la temperatura: cuando comienza la etapa del sueño la temperatura del cuerpo experimenta una bajada de temperatura que luego recupera. Precisamente por ello, debemos tener algo de “frío” a la hora de acostarnos, ya que así nos dormiremos más rápidamente.

Todos estos consejos pueden ser sumamente eficaces si los tomamos de manera conjunta y los realizamos habitualmente. Recordar que conseguir una mejor de vuestro sueño se encuentra en vuestras manos y puede conseguirse de una manera sencilla.

Compartir este artículo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: