Beneficios de los frutos secos (II)

Beneficios de los frutos secos (II)

Bondades de las semillas

La mitad de su peso se constituye por grasas y en su mayoría las dominan los ácidos grasos insaturados. Por esa razón se convierten en alimentos esenciales para el organismo, ya que tienen grandes capacidades protectoras para el sistema cardiovascular y contribuyen a reducir el colesterol “malo” de la sangre y aumentar el “bueno”, que previene la formación de coágulos.

Éstos no producen estreñimiento, poseen algo de fibra y contienen proteínas y fuentes importantes de hierro y calcio. No se debe dejar de lado que los frutos secos son ricos en minerales como el magnesio, fósforo y potasio. Tienen un alto contenido vitamínico  como vitamina E, otras del complejo B, especialmente la B1 indispensable para la obtención de energía, y antioxidantes que protegen las membranas celulares y colaboran en la formación de glóbulos blancos.

Como otra de sus bondades se considera que intervienen en el buen funcionamiento del cerebro. Dentro de su contenido también se incluyen grandes cantidades de oligoelementos como el cinc, que estimular el sistema inmune; el cobre, que facilita la absorción de hierro, y evita la anemia, y el manganeso, necesario para el buen funcionamiento del sistema reproductor.

Compartir este artículo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: