Aperitivos – la norma

Una de las maneras de quedar ciertamente bien cuando te vienes invitados a casa, es preparar unos buenos aperitivos, además es indispensable poner un aperitivo (tentempie) antes de incluso sentarse a la mesa. Digamos que se trata de un buen recibimiento a los comensales. Es una norma que no te la tienes que saltar.

Para que los aperitivos sean de lo más elegantes, tienes que colocarlos en platos o pequeñas fuentes, y no más de cuatro aperitivos diferentes por plato, no estaría mal que por ejemplo fuese de jamón, queso y unas simples aceitunas como acompañamiento.

Tienen que ser aperitivos que no manchen, ya que sería de una falta de previsión incorporar aceites y no tener servilletas a mano, si son de tela mejor.

Desde luego acompañados de un buen vino de Jerez o incluso cerveza, son las bebidas más apropiadas para los aperitivos.

Pero es tan importante el aperitivo más alla de lo puramente tradicional, pues bien se dice que los aperitivos se idearon para hacer tiempo y esperar a los invitados tardones, a aquellos que siempre llegaban tarde y los demás pasando hambre.

A la vez sirve para hacer las presentaciones de rigor de los invitados y los saludos de aquellos que hace tiempo que no se ven, al ser un acto un poco informal, es más fácil establecer una conversación.

Los aperitivos, idéalos tu.

Vía: Hola.com

Compartir este artículo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: